Inicio Comentarios
CAMAFU > Temas relacionados > Reducción de Emisiones por Degradación y Deforestación

Reducción de Emisiones por Degradación y Deforestación

foto REDD

Qué es REDD+

 

Reducción de emisiones por deforestación y/o degradación evitada (REDD por sus siglas en inlgés).

 

Acción local, nacional y global que reduce las emisiones de la deforestación y degradación de bosques y aumenta los reservorios de carbono en bosques de países en vías de desarrollo.

 

REDD nace de la necesidad de encontrar solución a la rápida deforestación y degradación de los bosques. Los bosques tropicales cubren aproximadamente 15% de la superficie terrestre y contienen aproximadamente 25% del carbono de la biosfera, pero están siendo destruidos y esto conlleva a la liberación de ese carbono a la atmósfera. Estas emisiones representan un quinto de las emisiones globales de carbono, convirtiéndolo en el segundo contribuidor más importante. Es por esto,  que los bosques son una herramienta central en cualquier iniciativa para combatir el cambio climático.

 

La idea atrás de REDD es que los países que deseen reducir sus emisiones por deforestación y degradación deberán ser compensados financieramente por dichas acciones.

 

El objetivo central de REDD es reducir las emisiones pero este mecanismo tiene el potencial para aliviar la pobreza rural, conservar la biodiversidad y mantener servicios ecosistémicos.

 

REDD+ va mas allá de la deforestación y degradación forestal e incluye el papel de la conservación, manejo sustentable de los bosques y el aumento de los reservorios de carbono.

 

Deforestación:

“La conversión del bosque a otro tipo de uso de suelo ó la reducción a largo plazo del dosel por debajo de un 10%.” (FAO, 2001)

 

Degradación:

“La pérdida a largo plazo inducida directamente por el hombre de al menos Y% de los reservorios de carbono forestales (y otros beneficios del bosque) desde el tiempo T y que no califica como deforestación.” (IPCC, 2003).

 

“La reducción a largo plazo de la capacidad de los bosques de suministrar beneficios.” (FAO, 2003).

 

La degradación forestal es una fuente importante de Gases de Efecto Invernadero (GEI). La inclusión de la degradación a REDD aporta importantes beneficios ya que una menor degradación le proporciona mayor resiliencia a los bosques para afrontar al cambio climático.

Frecuentemente las causas de la deforestación y degradación son diferentes. Asimismo, la degradación no es un precursor de la deforestación, por ello, atender la deforestación no reduce automáticamente la degradación forestal. Un esquema REDD que no contemplara la degradación significaría que cantidades significativas de GEI provenientes de los bosques no serían tomadas en cuenta.

 


Guía Básica: Bosques, cambio climático y REDD+ en México

El cambio climático es uno de los problemas ambientales más relevantes de nuestro siglo a escala global; el cual ya muestra impactos sobre los recursos naturales, los ecosistemas y las actividades humanas. Para hacer frente a este fenómeno, el gobierno de México, a través de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), lidera esfuerzos para mitigar el cambio climático a través de la Estrategia Nacional de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación forestal (ENAREDD+), a partir de la conservación, restauración y manejo sustentable de los bosques.


Debate alrededor de REDD+

El desarrollo de un mecanismo REDD+ ha progresado significativamente desde que fue propuesto por primera vez en 1995;  a la fecha ya hay varios proyectos REDD+ en diferentes países que son financiados por diversas agencias de gobierno, el sector privado y la ONU.  Es probable que el mecanismo REDD+ se incluya en un acuerdo internacional post 2012 (al término del Protocolo de Kioto), sin embargo todavía existen varios temas que resolver.